Martes, 17 de septiembre de 2013

RUDOLF HESS FUE ASESINADO POR AGENTES BRITÁNICOS PARA IMPEDIR QUE CONTARA SECRETOS DE GUERRA.

Un informe secreto ocultado durante 25 años indica que el lugarteniente de Hitler,  Rudolf Hess fue asesinado, como siempre se sospechó, por parte de agentes del SAS británico con el fin de que no divulgara secretos de guerra británicos.

El cirujano británico Hugh Thomas afirma que Hess fue asesinado por dos agentes bajo las órdenes de alto nivel del gobierno británico. Scotland Yard parece estar tratando de volver a enterrar el informe para proteger a los culpables y para preservar la preciada mitología británica de la 2º Guerra Mundial, por lo menos durante unos cuantos años hasta que se abran los archivos de Hess.

De: The Independent (Reino Unido) – POR CAHAL MILMO REDACTOR JEFE, VIERNES 06 DE SEPTIEMBRE 2013.

A Scotland Yard se le dio los nombres de los agentes británicos que presuntamente asesinaron al nazi(Nacional Socialista) Rudolf Hess en la infame prisión de Spandau, pero fue aconsejado por los fiscales a no seguir adelante con sus investigaciones, según un informe de la policía recientemente publicado.

Escrito dos años después de la muerte de Hess en 1987, el documento clasificado esboza una investigación altamente sensible a las demandas de un cirujano británico que una vez había tratado al lugarteniente de Adolf Hitler que, en lugar de tomar su propia vida, el anciano Nazi (Nacional Socialista) fue asesinado por órdenes británicas para evitar que revelara secretos de guerra.

Liberado bajo la Ley de Libertad de Información, el informe parcialmente redactado por el inspector jefe Howard Jones reveló que el cirujano – Hugh Thomas – le había dado los nombres de los dos sospechosos proporcionados por un “empleado del gobierno” responsable de la formación de agentes secretos.

Retenido durante casi 25 años, el informe ha sido publicado por el Comando Anti-terrorista de Yard, siguiendo las consultas de  ”otro Gobierno y departamentos de gobiernos extranjeros”.

La muerte de Hess en Berlín a la edad de 93 después de que presuntamente se ahorcó con un cable en una casa de verano en los terrenos de Spandau, ha sido controversial con afirmaciones de que estaba demasiado enclenque para cometer suicidio, y la nota de despedida a su familia había sido, de hecho, escrita 20 años antes.

The Yard fue llamado en 1989 después de que el Sr. Thomas, un eminente ex cirujano militar  basado anteriormente en Spandau, afirmó en un libro que “Hess” era en realidad un impostor enviado por los Nacional Socialistas a Gran Bretaña en 1941 y su asesinato se llevó a cabo por dos asesinos británicos disfrazados de militares estadounidenses.

En su posterior informe de 11 páginas, el Sr. Jones dijo que el cirujano había “impartido de manera confidencial” los nombres de dos presuntos sospechosos pasados a él por un informante que fue un antiguo miembro del SAS y que había tomado desde entonces el trabajo de “formación de personas para operaciones encubiertas o de espionaje”

Antes de su muerte, la especulación ha estado creciendo respecto a que Hess podría ser puesto en libertad debido a un largo veto por la Unión Soviética, que durante décadas había insistido en un régimen severo para Hess, incluyendo obligarlo a lavarse las manos en la taza del inodoro, podria ser revocada por Mikhail Gorbachov.

El Sr. Jones escribió:                                                              

“[El Sr. Thomas] había recibido información de que dos asesinos habían recibido la orden en nombre del Gobierno británico de matar a Hess con el fin de que no fuera puesto en libertad, exponiendo los secretos acerca de la conspiración para derrocar al gobierno de Churchill”.

El oficial encontró que no había “mucha sustancia” en las afirmaciones de asesinato del Sr. Thomas, pero sugirió que se deben hacer esfuerzos para localizar y entrevistar a los presuntos asesinos junto con otros testigos para asegurar que el asunto pudiera ser “ampliamente adjudicado” he investigado a fondo. [y re-enterrado - Ed.]

No se sabe si los dos sospechosos fueron localizados después de que el informe fue presentado a la Fiscalía de la Corona en mayo de 1989. Pero a los seis meses la investigación se declaró clausurada después que el entonces Director de la Fiscalía Pública, Sir Allan Green, informó que otras investigaciones no eran necesarias.

En noviembre de 1989, Sir Nicholas Lyell, el fiscal general, dijo al Parlamento:

“Las investigaciones realizadas por el Jefe Detective Superintendente Jones no han producido ninguna evidencia convincente que sugiera que Rudolf Hess fue asesinado, ni, en opinión del Director del Ministerio Público, ¿hay alguna base para una mayor investigación?”

La llegada sin previo aviso de Hess a Gran Bretaña fue uno de los incidentes más extraños de la Segunda Guerra Mundial y sigue siendo objeto de amplio debate sobre su motivación, incluyendo si fue un intento imprudente de desbancar a Winston Churchill, alistando aristócratas con simpatías nazis Nacional Socialistas.

Rudolf Hess y su hijo: Wolf Rüdiger Hess

Después de volar en solitario a Escocia en 1941, el lugarteniente de Hitler se lanzó en paracaídas al suelo y, tras ser detenido en el tridente de punto por un labrador asombrado, declaró que su intención era negociar la paz con Gran Bretaña para formar una alianza contra la Unión Soviética de Stalin.

Hess fue condenado a cadena perpetua como criminal de guerra en los Juicios de Núremberg y encarcelado en Spandau, junto con otros nazis Nacional Socialistas destacados como Albert Speer. A partir de 1966, el lugarteniente de Hitler – cuyos guardias Aliados estaban obligados a dirigirse a él meramente como prisionero siete – era el único preso en una prisión de 600 celdas.

Otras dudas emergieron el año pasado sobre las circunstancias del suicidio de Hess cuando las fotografías de la casa de verano donde murió aparecieron, mostrando la corta distancia -unos 1.5 metros – entre el cable del que fue encontrado colgando y el suelo.

Su hijo, Wolf, había insistido en que la altura no era suficiente para su padre, paralizado por la artritis, para colgarse y añadiendo las pruebas de la  autopsia post mortem que sugiere que un nudo completo se había colocado alrededor de su cuello.

En su informe, el Sr. Jones rechazó estas inconsistencias, diciendo que los consejos de expertos mostraron que las lesiones de Hess fueron consistentes con una “situación inusual de ahorcamiento”.

http://www.independent.co.uk/news/uk/crime/adolf-hitlers-nazi-deputy-rudolf-hess-murdered-by-british-agents-to-stop-him-spilling-wartime-secrets-8802603.html

Comentario:

La declaración del Sr. Jones es una absoluta mentira, como es de esperado y se refuta fácilmente. ¿Podemos realmente esperar que Scotland Yard vaya decir la verdad? El gobierno británico tiene muchos secretos oscuros y esqueletos en su armario, que si o cuando se revelen, harán volar toda su mitología de la Segunda Guerra Mundial directo a la basura, y expondrá al criminal de guerra, Winston Churchill y a su Cábala por quiénes realmente eran: unos mentirosos y asesinos en masa, que querían la guerra a toda costa.

Para los que entienden alemán, miren este video. Contiene el testimonio de un testigo que trabajaba en la prisión y que se comunicó con Hess, y que vio la escena del crimen. También incluye el testimonio del médico que realizó la autopsia. En la marca del  minuto  3:00 podrán ver algunas fotos de la autopsia, que muestran que las marcas de estrangulación fueron todo el camino alrededor del cuello, cosa que no sucede en el caso de un suicidio por ahorcamiento, especialmente en el que se supone ha tomado lugar.

http://www.youtube.com/watch?v=BwFr_Ndy-JM&feature=player_embedded

NOTA: El vídeo es parte de un documental alemán completo sobre los archivos secretos de Hess (Geheimakte Hess), espero traducirlo en un futuro no muy lejano.

Fuente: J4G

Artículos relacionados:

Entrevista: Wilf Heink discute sobre la Misión de Paz fallida de Hess

La vida y muerte de mi padre, Rudolf Hess


Publicado por NataliaEsVedra @ 11:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios