Martes, 17 de septiembre de 2013

Por Maria Cachet

Traducción Evelyn de Círculo Atenea Argentina

Chica leyendo.

En lo que respecta al papel de las mujeres pareciera que nosotros, los europeos, nos encontramos en un gran problema. No sabemos ni siquiera cual era el valor de la mujer en nuestra historia, o en la pre-historia y ciertamente menos aún en la nobleza. El rol de las reinas es oscuro y es a menudo tomado, tergiversado y usado por feministas perversas y otros quienes piensan que las reinas solamente debían verse bonitas para aliarse con el rey de otro reino y producir un heredero porque después de todo, se necesita uno.

En cuanto a los agricultores, nos enseñan más o menos que ellos debían pagar para casar a sus hijas. Después de todo, ellos explican que todo es mejor ahora: las mujeres están educadas y elijen a sus esposos o lo que es mejor ¡optan por no casarse! o por trabajar y no cuidar a sus hijos, pueden regular el nacimiento de los mismos, vestirse como quieran, etcétera.

Maravilloso. La teoría clásica de la evolución.

Excepto porque ellos no tenían que pagar por casarse con nadie, la mujer siempre recibía una herencia cuando se casaba, al igual que los hijos heredaban las tierras. La tradición y la organización de la sociedad quería que la mujer reciba artículos de gran valor para el hogar. Esta fue también una manera de combinar la tradición y las costumbres para ambas familias, de este modo nadie se sentía ofendido o desarraigado.

Pero momento.

¿Qué hicieron las muchachas nobles?

Ellas aprendieron, recibieron una educación.

a

Desde la antigüedad, las chicas tuvieron que aprender. Una niña sin educación no era noble. Hasta hace poco, en los círculos nobles y burgueses, se esperaba que una mujer pudiera tocar el piano perfectamente y conociera toda la literatura Europea. También debían dominar el arte visual. Lo ideal era saber varios idiomas y al contrario de lo que escuchamos hoy en día (aunque ésto solo se refiere a moderna y poco saludable filosofía y psicología de judíos en bares llenos de humo) era muy común y positivo que la mujer fuese capaz de mantener largos diálogos filosóficos.

Estas ocupaciones fueron –por ejemplo, en tiempos de Luis XIV- una parte de la programación diaria de la reina y las damas.f

Entonces, ¿por qué nos dicen que las mujeres recibieron educación sólo a partir del siglo XX? Realmente intentan hacer creer eso, pero en realidad solo han recibido LA MISMA EDUCACIÓN QUE LOS CHICOS desde el siglo XX. Ésto es una cosa completamente diferente. Antes, aparte de las labores domésticas o internas (como los hombres aprendían funciones externas) las niñas aprendieron sobre textos antiguos, las tradiciones y la filosofía, y sobre lo divino.

Cuanto más alto su rango era, más debían ser educadas, pero esto era igual con los hombres. Los agricultores no eran capaces de educar a sus hijas de la manera noble, al igual que ellos tampoco podían enseñar a sus hijos la caza o a convertirse en un caballero.s

El rol de las reinas que es muy poco conocido (y que en realidad, importa poco hoy en día porque prefieren la clásica oposición de sexo débil/sexo fuerte) era preservar el pasado.

Desde el antiguo Egipto, el papel de las mujeres nobles está directamente relacionado con lo divino, son responsables de asegurar que los ritos y las tradiciones se respeten. Ellas son responsables de enterrar a los muertos, preparar los rituales y de estudiar el pasado. La mujer en el pasado está anclada por sus instintos, sus talentos y pasiones. Se trata de Isis (la reina o la mujer noble) quien busca y recoge los pedazos del cuerpo de Osiris y se los lleva a su hermano Anubis para reconstruirlo, momificarlo y revivirlo.

Este rol es sólo un resumen. La mujer da a luz y se encarga del mantenimiento.

La Antígona de Sófocles explica claramente éste papel también: Antígona es capaz de morir antes de dejar a su hermano sin sepultura. Ella está directamente relacionada con lo divino que la apoya en su lucha. El muerto debe ser enterrado.g

La mujer da a luz nuevas vidas y ella misma es una imagen del pasado. La reina de Egipto era Isis. Isis, la reina, se ha comprometido a garantizar que el descendiente legítimo del trono lo obtendrá. Ella es una guardiana y un árbitro de los valores y las tradiciones. Así pues, como se sabe, las reinas pueden y deben ser regentes si el rey muere y si el heredero es menor de edad. Esto tiene un objetivo simple: evitar que alguien poderoso tome el trono y se quede en el. La mujer, la reina, debe asegurarse que el heredero legítimo conseguirá con éxito su trono, cualquiera sea su edad o su importancia.

Incluso en la biblia la mujer trae el fruto del conocimiento, por lo tanto entendemos porque la iglesia ha hecho tanto para silenciar a la mujer. Lo mismo está sucediendo hoy en día en la religión moderna: la ciencia moderna y la psicología muestran a la madre biológica como una amenaza potencial para el niño, esto significa, que es mejor confiar al niño con una niñera de una edad muy joven (y de preferencia una extranjera con el fin de que las tradiciones se pierdan para siempre).

Esta es también la razón de por qué hemos escuchado hablar tanto de “brujas paganas” quemadas vivas. Era un intento para mantener y preservar sus tradiciones y, en respuesta a sus instintos más profundos, mantenerlas como estaban hasta la muerte. Eran mujeres que retuvieron los antiguos cuentos de Europa y todas las tradiciones, relatándoselas a los niños y a otras personas, de generación en generación sin perder una sola palabra del relato. Eran mujeres que siempre decoraban sus hogares para Yule y esto es lo que ellos todavía hacen hoy en día. Estas fueron mujeres que, por milenios, prepararon las mismas tortas de miel para el festival de Yule. ¿Piensas que ésto es solo un detalle? De hecho, eso es totalmente incorrecto. Porque esos detalles y casi solo esos detalles nos brindan la oportunidad de retroceder en el tiempo a la Edad de Piedra, hasta la religión más antigua, esto es, hasta la verdad de nuestros antepasados.

h

La escritura, que se considera una cosa de hombres, se presentó con la extinción de los derechos de la mujer. Los cuentos clásicos Europeos se perdieron cuando fueron escritos. Antes no había necesidad de escribirlos porque pasaban de generación en generación, de mujeres a sus hijos y de reinas a reyes.

La escritura también era una forma de la iglesia para controlar lo que se dice en las familias. Con los libros en desarrollo, a través de los monjes, la iglesia envió los relatos terminados listos para ser leídos y contados. En lugar de contar historias tradicionales, nos asegurados de que las familias y especialmente las mujeres lean las historias prescritas. Así es como el libro ha causado la muerte de las tradiciones, y se han tratado de vivir las tradiciones en los libros a través de los hombres pero dichos y representados por las mujeres que todavía las conocían.j

Por supuesto, la iglesia también ha utilizado a las mujeres para preservar y mantener sus propias tradiciones. Sin embargo, nunca ha tenido éxito. El cristianismo nunca fue enteramente cristiano y casi todas las tradiciones paganas de han preservado hasta nuestro días. Ligeramente modificadas y sobre todo sesgadas pero en realidad increíblemente similares.

La mujer puede tomar las armas, pero nunca será igual al hombre, como a las feministas les hubiera gustado. La mujer solo lo haría para defender lo divino y las tradiciones. Este es el conocido caso de Juana de Arco, la Antígona moderna, que salvó la coronación divina del rey correcto. Ella actuaba de hecho como un regente, Juana de Arco no respondió directamente a la iglesia sino a la voluntad divina.l´ñ

Las reinas fueron mecenas, se encargaron de controlar y elegir el arte. La reina debía ser de una «buena familia» y bien educada, no porque era bonita sino porque su rol era precisamente el de recordar, entender, preservar, controlar, mantener y organizar las tradiciones.

Esta es la razón porque cualquier mujer noble tenía que ser educado en todas las artes. Esta es la razón también de por qué siempre les creían a las jóvenes mujeres, especialmente a las vírgenes, y nadie podía contradecirlas. Está fe, este amor a Dios, a lo divino, era nada más y nada menos que un instinto dedicado al pasado, los ancestros, las normas y las tradiciones. Si no estaban ocupados en otros intereses (como el amor) el instinto era considerado puro y divino. Las vírgenes no escuchaban voces, se encontraban con su espíritu.

La iglesia, la caza y quema de «brujas» trató durante su desarrollo en Europa de deshacerse del problema de la mujer pero no tuvo éxito. Ante este fracaso dijo que las mujeres eran peligrosas, lo guardo bajo llave y en silencio, y luego trató de hacerla su aliada pero para eso la iglesia tuvo que hacer grandes concesiones. Así es como el cristianismo se vio obligado a ser más europeo.

Hoy en día, se han olvidado de esto, pero además oponen a la mujer al hombre y al hombre a la mujer y muestran al hombre como un torturador de las mujeres.

Se dice que la mujer fue llamada el sexo débil. El sexo débil, sí, sin duda.

Se dice que la mujer estaba bajo la tutela paterna y luego bajo la tutela de su marido. Eso es una forma de ver. Nadie está bajo custodia en el sentido esclavo. Están protegidos, lo que es bastante diferente. El padre y el esposo tienen la responsabilidad de proteger a la mujer, el sexo débil, por lo tanto.

Se dice que la mujer era considerada como “la hija del hombre”: ésta es una invención bíblica, como ocurre con la manzana. Ellos revierten el parto para negarse a oír la voz de la mujer que es, para la iglesia cristiana, en primer lugar, un peligro.

No, la mujer no era una entidad política, con pocas excepciones como aquellas que tenían razones muy específicas o directamente tradicionales (como Juana de Arco); la mujer no fue hecha para gobernar, y sí fue hecha para quedarse detrás del hombre. ¿Quién podría a una mujer en el frente? Esa no es solo una táctica poco fiable, sino que es también una vergüenza. El rey es, sobre todo, el jefe del ejército. Un jefe femenino no asustaría a nadie.

En cuanto a las pasiones femeninas, a menudo difamadas, son en mi opinión un rastro falso. Por supuesto que las pasiones femeninas pueden directamente hacerles daño y son a menudo, incomparables con la guerra y la defensa (el rol del rey) en el que las pasiones masculinas (ira) son a menudo una fuerza directa, pero en realidad, las pasiones de ambos sexos se completan cuando se unen.William-Adolphe Bouguereau - Childhood Idyll (w/o frame)

El hombre asegura la defensa y la mujer la protección del pasado y cuida que la ira del hombre se dirija en la dirección correcta. En efecto, ¿que protege y nutre al rey, salvo su reino, su raza, sus tradiciones y sus antepasados? La mujer se encarga de la parte interior y el hombre de la exterior. Un ser que reúna estas dos cualidades a la vez no sería tan eficaz.

Hoy en día, sin embargo, hay carencia de las dos entidades. El mundo no es hombre ni es mujer, es pasión, nociva y débil; porque ambos sexos en vez de aliados en filas apretadas se proyectan unos contra otros, de modo que en lugar de permitir que sus pasiones se identifiquen éstas se subliman peligrosamente.

Se ha eliminado de la mujer su papel más esencial para que de todo su interés a las pasiones que la pueden atraer y que todos conocemos. Se ha eliminado al hombre de su papel esencial para dar todo interés a las pasiones que le que le atraen.

La belleza de la mujer y la importancia que puede tener, es inicialmente una herramienta para –más allá de la atracción sexual puramente reproductiva- asegurar su protección y atraer al amor del pasado. Si esta belleza solo se utiliza para sí misma se convierte en vulgar. Hoy en día, sólo ese tipo de belleza (que ya no es uno) se pone al frente. La mujer no debería vivir de acuerdo con esta belleza sino usar su belleza para su rol esencial.

jkLo mismo sucede con la ira y la ambición, las pasiones masculinas y la importancia que pueden tener, es inicialmente un instrumento para – más allá de la atracción sexual puramente reproductiva – velar por la protección y defensa de su compañera, su familia, su país, su raza, sus antepasados y su pasado. Si esta ira y la ambición sólo se utilizan para sí mismos, son vulgares. Hoy en día sólo esta ira y la ambición se presentan. El hombre no debe vivir de acuerdo con esa ira y ambición, pero el uso de estas pasiones a su papel esencial.

Por supuesto, intentar intercambiar ambos sexos, como a veces sucede hoy en día, es aún peor. Como se explica en el hombre con ojos sabios, el hombre no debe ser lindo, no debe inspirar lástima. Tiene que ser duro y aterrador, y debe tener una barba para mostrar su edad y fuerza, y para no parecer un niño como ellos quieren hoy. La mujer, por su parte, nunca debe usar sus atributos para distraer a los hombres, sino para guiarlos. Es por eso que no debe esconderse, pero nunca debe ser vulgar.

Es terrible ver a algunos “pro europeos” defender el hecho de que la mujer blanca es ante todo una mujer libre y que ella tiene el derecho de ir por la calle medio desnuda si ella quiere. Eso no es por lo que luchamos, eso no es libertad. No estamos luchando por lo que ellos llaman “progreso” estamos luchando para salvar el corazón de nuestros antepasados.


Publicado por NataliaEsVedra @ 11:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios