Domingo, 20 de septiembre de 2009
La democracia cree que un voto de mayoría es algo importante, como si fuera algo ‘ético’, como si importara algo a nivel ético o moral lo que opinen las mayorías parlamentarias de los partidos. Es como si la opinión de una reunión de asnos fuera algo a tener en cuenta porque eran ‘muchos asnos’.
En este sentido últimamente la masonería y la izquierda tratan de ‘crear ética’ a base de declaraciones de los Parlamentos. Un ejemplo de ello es la reciente declaración de condena al Papa en el Congreso de Bélgica y la propuesta de lo mismo en España, aunque ésta rechazada por el rebuzno general.
La razón para estas propuestas de condena son las declaraciones contra el aborto, convertido en el mayor ‘genocidio por edad’ de la historia, y contra los anticonceptivos no naturales, más que nada por lo que afectan a la natalidad y la separación de sexo, amor y familia. Así proponer en Africa que las medidas anti-sida no serán efectivas mientras no exista una cierta moral sexual, pues el mero uso de anticonceptivos no es suficiente, se considera un ‘ataque’ a la ‘libertad sexual’ democrática.
Otro ejemplo de la nueva ‘moral democrática’ es la reciente legislación en España del ‘derecho’ de las niñas de 16 años a abortar sin pedir permiso a sus padres. 
Pero hay más, se pretende provocar la inclusión de nuevos ‘derechos humanos’ de validez Penal ante un Tribunal Internacional de Derechos Humanos (más bien des-hechos humanos), como sería el aborto, disfrazado de ‘control del propio cuerpo’, o el derecho a las decadencias sexuales más extremas.
De esa forma podría haber una condena al Vaticano oficial, con repercusiones penales sobre su jerarquía religiosa e incluso su derecho a tener escuelas o educación católica, si no cambia su doctrina en estos temas.
Curiosamente este tipo de cosas podría significar también la prohibición de la Biblia judía, donde se reclama lapidar a los homosexuales, o la condena al Islam, pero eso no interesa.
Sobre eso de los llamados Derechos Humanos es muy jocoso analizar el grado de hipocresía con el que han sido proclamados:
Ha habido tres grandes y oficiales proclamaciones de esos Derechos Humanos:
- 1787 con la Declaración de la Constitución de los Estados Unidos, donde por primera vez se instituyen oficialmente estos Derechos Humanos… justo al mismo tiempo que se legisla en los EEUU, en ese mismo momento y bajo esos mismos ‘derechos’, la esclavitud de los negros… 
- 1789 en Francia con la Declaración de Derechos del Hombre. Muy hipócritas ellos, pues ese mismo gobierno y bajo esos mismos ‘derechos’ se proclama el Tribunal del Terror, y el genocidio de cristianos en la Vendée y los Chuanes, asesinatos masivo y brutalidades sin cuento.
- 1948: la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, que es la más vergonzosa de todas… firmada por STALIN, y por todos los países comunistas, justo cuando asesinaban a cristianos a mansalva, y justo cuando los aliados democráticos habían firmado la limpieza étnica de alemanes de Pomerania y Silesia…
Y la firman países donde hay una auténtica barbarie, casi caníbales, o países como Arabia Saudita o Israel que contradicen diariamente esos llamados ‘derechos’, unos a los cristianos y los segundos a cristianos y palestinos.
En una palabra, los Derechos Humanos son solo una basura miserable de hipocresía demo-marxista, perfectamente aireada por los medios mundialistas, que sirve solo para lo que a ellos les convenga. 
 El sistema ha matado el sentido de la vida basado en cumplir los deberes humanos, y se centra solo en tratar de disfrutar los derechos humanos, pero además trata de imponer como ‘derechos humanos’ toda tendencia decadente, mientras prohibe el libre estudio de la Historia.
En realidad el objetivo del Sistema, que ya se ha expresado en diversos documentos sionistas, es la creación de una ‘Religión Democrática Universal’, donde el llamado Holocausto fuera Verdad de Fe convertida en Referencia Absoluta, una especie de declaración de Fe, un ‘Credo’ de la nueva religión, y donde los dogmas fueran los que la Democracia Parlamentaria exigiera. Esto, que parece una acusación sin fundamento, es algo absolutamente real y en plena tarea de construcción.
A principios de septiembre, con motivo del cierre del período 62° de sesiones de la Asamblea General muchos organismos de la ONU hicieron su balance anual. Entre ellos, el Fondo para la Población y el Programa para el Desarrollo lo hicieron en forma conjunta en una reunión en la que Thoraya Obaid, Directora Ejecutiva del UNFPA, hizo su programática presentación (09-09-08). Obaid por voluntad del Secretario General, Ban Ki-moon, permanecerá dos años más en su cargo.
El asalto a las religiones: Religiones para la Paz
Obaid también anunció que el Fondo para la Población de la ONU apoyará el Global Faith-Based Organization Forum que se define como un grupo de cooperación multirreligiosa para la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz, que se reunirá en Estambul en octubre próximo.
El Fondo sabe que la mayor oposición a sus proyectos proviene de las confesiones cristianas, especialmente de la Iglesia Católica. Sin ir más lejos en 2004, se realizó en Amsterdam, organizada por el gobierno holandés y el Fondo para la Población de las Naciones Unidas, en preparación para el Cairo, una reunión internacional sobre “derechos sexuales y reproductivos, cultura y religión”. Una de sus conclusiones, calificada de “vital” en el documento conclusivo fue la de invertir recursos humanos y fondos para “‘convencer’ a los líderes religiosos a democratizar su discurso en materia de derechos sexuales y de derechos reproductivos”, (UNFPA, Cairo and Beyond, Summary Report, New York, 12-03-04; Amsterdam, 07/09-03-04) (NG 713). (Puede verse también, FNUAP, La Oposición Religiosa y Política para la Salud y los Derechos Reproductivos, New York, 03-06-2006)
El Global Faith Forum, depende de la organización Religiones para la Paz (Religions for Peace), cuyo presidente emérito es el príncipe El Hassan bin Talal de Jordania, que fuera presidente del Club de Roma y miembro del consejo del proyecto Carta de la Tierra. Religiones para la Paz fue firmante de la Declaración de Montserrat (vid. NG 889). 
Religiones para la Paz apoyó en la ONU la creación de la nueva religión universal para “una nueva era, era dorada de armonía y prosperidad, de paz y justicia”, (cfr. UN, The Millennium NGO’s Forum Declaration, New York, 18-05-00; Terra Viva, Special Edition, 26-05-00). El texto mezcla pasajes bíblicos del Profeta Isaías, las Profecías de Zoroastro, las Promesas del Corán, la Visión Sikh, la Doctrina Jain, y las teorías de Confucio, del Budismo, el Taoísmo; el Bhagavad-Gita, el sintoísmo, las escrituras Bahá’í, y la religión sioux, se trata de la consagración internacional del indiferentismo religioso. (Para más datos vid. Sanahuja, Juan C., El Desarrollo Sustentable. La Nueva Ética Internacional, Ed. Vórtice, Buenos Aires 2003).
La democracia cree que un voto de mayoría es algo importante, como si fuera algo ‘ético’, como si importara algo a nivel ético o moral lo que opinen las mayorías parlamentarias de los partidos. Es como si la opinión de una reunión de asnos fuera algo a tener en cuenta porque eran ‘muchos asnos’.
En este sentido últimamente la masonería y la izquierda tratan de ‘crear ética’ a base de declaraciones de los Parlamentos. Un ejemplo de ello es la reciente declaración de condena al Papa en el Congreso de Bélgica y la propuesta de lo mismo en España, aunque ésta rechazada por el rebuzno general.
La razón para estas propuestas de condena son las declaraciones contra el aborto, convertido en el mayor ‘genocidio por edad’ de la historia, y contra los anticonceptivos no naturales, más que nada por lo que afectan a la natalidad y la separación de sexo, amor y familia. Así proponer en Africa que las medidas anti-sida no serán efectivas mientras no exista una cierta moral sexual, pues el mero uso de anticonceptivos no es suficiente, se considera un ‘ataque’ a la ‘libertad sexual’ democrática.
Otro ejemplo de la nueva ‘moral democrática’ es la reciente legislación en España del ‘derecho’ de las niñas de 16 años a abortar sin pedir permiso a sus padres. 
Pero hay más, se pretende provocar la inclusión de nuevos ‘derechos humanos’ de validez Penal ante un Tribunal Internacional de Derechos Humanos (más bien des-hechos humanos), como sería el aborto, disfrazado de ‘control del propio cuerpo’, o el derecho a las decadencias sexuales más extremas.
De esa forma podría haber una condena al Vaticano oficial, con repercusiones penales sobre su jerarquía religiosa e incluso su derecho a tener escuelas o educación católica, si no cambia su doctrina en estos temas.
Curiosamente este tipo de cosas podría significar también la prohibición de la Biblia judía, donde se reclama lapidar a los homosexuales, o la condena al Islam, pero eso no interesa.
Sobre eso de los llamados Derechos Humanos es muy jocoso analizar el grado de hipocresía con el que han sido proclamados:
Ha habido tres grandes y oficiales proclamaciones de esos Derechos Humanos:
- 1787 con la Declaración de la Constitución de los Estados Unidos, donde por primera vez se instituyen oficialmente estos Derechos Humanos… justo al mismo tiempo que se legisla en los EEUU, en ese mismo momento y bajo esos mismos ‘derechos’, la esclavitud de los negros… 
- 1789 en Francia con la Declaración de Derechos del Hombre. Muy hipócritas ellos, pues ese mismo gobierno y bajo esos mismos ‘derechos’ se proclama el Tribunal del Terror, y el genocidio de cristianos en la Vendée y los Chuanes, asesinatos masivo y brutalidades sin cuento.
- 1948: la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU, que es la más vergonzosa de todas… firmada por STALIN, y por todos los países comunistas, justo cuando asesinaban a cristianos a mansalva, y justo cuando los aliados democráticos habían firmado la limpieza étnica de alemanes de Pomerania y Silesia…
Y la firman países donde hay una auténtica barbarie, casi caníbales, o países como Arabia Saudita o Israel que contradicen diariamente esos llamados ‘derechos’, unos a los cristianos y los segundos a cristianos y palestinos.
En una palabra, los Derechos Humanos son solo una basura miserable de hipocresía demo-marxista, perfectamente aireada por los medios mundialistas, que sirve solo para lo que a ellos les convenga. 
 El sistema ha matado el sentido de la vida basado en cumplir los deberes humanos, y se centra solo en tratar de disfrutar los derechos humanos, pero además trata de imponer como ‘derechos humanos’ toda tendencia decadente, mientras prohibe el libre estudio de la Historia.
En realidad el objetivo del Sistema, que ya se ha expresado en diversos documentos sionistas, es la creación de una ‘Religión Democrática Universal’, donde el llamado Holocausto fuera Verdad de Fe convertida en Referencia Absoluta, una especie de declaración de Fe, un ‘Credo’ de la nueva religión, y donde los dogmas fueran los que la Democracia Parlamentaria exigiera. Esto, que parece una acusación sin fundamento, es algo absolutamente real y en plena tarea de construcción.
A principios de septiembre, con motivo del cierre del período 62° de sesiones de la Asamblea General muchos organismos de la ONU hicieron su balance anual. Entre ellos, el Fondo para la Población y el Programa para el Desarrollo lo hicieron en forma conjunta en una reunión en la que Thoraya Obaid, Directora Ejecutiva del UNFPA, hizo su programática presentación (09-09-08). Obaid por voluntad del Secretario General, Ban Ki-moon, permanecerá dos años más en su cargo.
El asalto a las religiones: Religiones para la Paz
Obaid también anunció que el Fondo para la Población de la ONU apoyará el Global Faith-Based Organization Forum que se define como un grupo de cooperación multirreligiosa para la ayuda humanitaria, el desarrollo y la paz, que se reunirá en Estambul en octubre próximo.
El Fondo sabe que la mayor oposición a sus proyectos proviene de las confesiones cristianas, especialmente de la Iglesia Católica. Sin ir más lejos en 2004, se realizó en Amsterdam, organizada por el gobierno holandés y el Fondo para la Población de las Naciones Unidas, en preparación para el Cairo, una reunión internacional sobre “derechos sexuales y reproductivos, cultura y religión”. Una de sus conclusiones, calificada de “vital” en el documento conclusivo fue la de invertir recursos humanos y fondos para “‘convencer’ a los líderes religiosos a democratizar su discurso en materia de derechos sexuales y de derechos reproductivos”, (UNFPA, Cairo and Beyond, Summary Report, New York, 12-03-04; Amsterdam, 07/09-03-04) (NG 713). (Puede verse también, FNUAP, La Oposición Religiosa y Política para la Salud y los Derechos Reproductivos, New York, 03-06-2006)
El Global Faith Forum, depende de la organización Religiones para la Paz (Religions for Peace), cuyo presidente emérito es el príncipe El Hassan bin Talal de Jordania, que fuera presidente del Club de Roma y miembro del consejo del proyecto Carta de la Tierra. Religiones para la Paz fue firmante de la Declaración de Montserrat (vid. NG 889). 
Religiones para la Paz apoyó en la ONU la creación de la nueva religión universal para “una nueva era, era dorada de armonía y prosperidad, de paz y justicia”, (cfr. UN, The Millennium NGO’s Forum Declaration, New York, 18-05-00; Terra Viva, Special Edition, 26-05-00). El texto mezcla pasajes bíblicos del Profeta Isaías, las Profecías de Zoroastro, las Promesas del Corán, la Visión Sikh, la Doctrina Jain, y las teorías de Confucio, del Budismo, el Taoísmo; el Bhagavad-Gita, el sintoísmo, las escrituras Bahá’í, y la religión sioux, se trata de la consagración internacional del indiferentismo religioso. (Para más datos vid. Sanahuja, Juan C., El Desarrollo Sustentable. La Nueva Ética Internacional, Ed. Vórtice, Buenos Aires 2003).

Tags: esclavitud, manipulación, democracia

Publicado por cultural-thule @ 16:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios