Martes, 08 de septiembre de 2009
No nos hemos de engañar, en el sistema capitalista desregularizado (el real) lo más importante y el mandamás es el dinero. Sencilla y simplemente el dinero. El dinero lo puede casi todo. Crea y destruye sin contemplaciones, y cuando se gestiona con libertad absoluta es el arma más demoledora que se pueda imaginar. Un sistema que no ponga trabas, barreras o restricciones al poder del dinero (en base a una ética y moral superior) puede llevarnos a 'bailar' a la tenebrosa música de los amos financieros y convertirlos en amos del mundo.
En la actualidad dinero es poder. Y con el poder podemos lograr obediencia y servitud. 
Hemos de entender, ante todo, que el dinero no es más que un artificio y concepto mental. En sí no vale nada. Cobra valor porque todos creemos en él.
En el mundo actual la ética y el verdadero sentido social (no el del PSOE, que es el dinero puro y duro, como el del PP y demás partidos de filibusteros demoliberales) están enfrentados cara a cara con el dinero. Este enfretamiento es ante todo evidente en el pésimo concepto que están inculcando del trabajo y al desmesurado ánimo de lucro que impera en toda la sociedad actual, así como a la deformación ética, cultural y educativa que sufrimos. Y el montaje democrático-liberal es una farsa cuya base es ser la fuente de vida del poder del dinero actual.
Es increible, con dinero somos felices y nos creemos reyes, hasta tenemos tendencias a ser unos déspotas. Mientras que sin dinero nos sentimos dóciles, siervos, desgraciados y desesperados. 
Para combatir la perversa influencia del dinero y la dinámica que éste imprime en la vida actual es fundamental comprender que la base es tener unas actitudes distintas en temas no sólo económicos: 
1- No creer en el dinero como solución de nuestra vida.
Lo más importante para anular el poder del mismo es un comportamiento personal distinto.
- No ser egocéntricos, o sea no creerse que sólo lo que nos beneficia o afecta es lo que importa en esta vida.
- Ser austeros y humildes, no sólo en lo económico sino en todos los aspectos de la vida.
- Eliminar la hipocresía, el 'que dirán', la competitividad entre vecinos y conocidos. 
- Dar prioridad a la formación continua, la ética y la cultura frente a otros valores.
- Tener una visión comunitaria, social, de la vida. Estar orgullosos de pertenecer a esa comunidad frente al individualismo. 
2- Apreciar y amar la Vida, como valor muy superior al 'tener'. El Ser frente al Poseer.
Tras entender esta base del problema, vamos a mostrar algunas de las artimañas que la Banca (La Finanza en general) emplea para que al final del ejercicio puedan reflejar su hipócrita sonrisa rebosante de felicidad por haber "ganado"... miles de millones, de forma segura y sin haber aportado nada a la sociedad.
Nosotros entendemos que hay que dar unos servicios financieros, pero no usurpar, practicar la usura y dañar la riqueza real. 
La Banca recoge el dinero de varias y diversas formas:
Una de ellas, de las muchas que hay, es mediante los ingresos (imposiciones) en las cuentas corrientes o de ahorro, u otros 'productos'. O sea cuando vamos con dinero para ingresar o nos llega una transferencia (con nuestra tan apreciada nómina por ejemplo). Para ello nos ofrece, explícitamente, 'algo'. Ese 'algo', tan fabuloso, son los intereses que nos dará por prestarle (dado que lo que estamos haciendo es prestárselo) el dinero que hemos obtenido por nuestro trabajo real. Aveces nos hacen ofertas como bicicletas, vajillas, hasta toallas.... y solemos picar creyendo que les han costado mucho más de lo que realmente han pagado por ello. Son meros anzuelos para que les prestemos el dinero.
Para ello abrimos una cuenta corriente (C/C), una mera 'caja' en donde entra y sale dinero (un canalizador). Para ello debemos firmar las hojas de un contrato, en letra muy pequeñita y prieta, que es bastante pesado de leer y mucho más de entender. Si preguntamos algo la respuesta suele dejarnos igual que antes de la pregunta. Así que acabamos firmando en la creencia de que no nos van a estafar. Pues de eso NADA de NADA. 
En las C/C la Banca, para limitar al máximo el coste de su pasivo ajeno (de todo el dinero que mueven y no es propiedad suya), o sea para frenar los intereses que deben pagarnos por el dinero que les hemos prestado, practica los siguientes mangoneos, respaldados por una legislación realmente impresentable, que parece hecha por los propios banqueros (por algo en el nuevo Código Penal han tenido la desfachatez de eliminar el delito de usura). 
- Comisiones por casi todo. De mantenimiento,
disponibilidad, apuntes, envios, etc...
- Franquicias, o sea pagar intereses sólo a partir de una determinada cantidad. Por ejemplo sólo pagan a partir de lo que exceda las 500.000 ptas, de forma que si tenemos 525.000,-ptas sólo nos pagan por 25.000,- ptas. Las otras 500.000,- no me van a reportarnos nada, es financiación gratuita para el Banco.
- Nos aplican el interés simple, el de operaciones hasta un año. Como bien dice la palabra es un interés simple, tonto, para los tontos (los que les prestamos el dinero). 
¿Qué es el interés simple?. Es aquel que día a día siempre se paga la misma cantidad por el dinero 'vivo' que hemos prestado.
Vamos a poner un ejemplo claro y fácil:
Si yo le presto al Banco Todoparami-Usura Asociados del Rey David S.A. un millón de pesetas a un mes (30 días) al 10% de interés simple, cuando acabe el mes me devolverán 1.008.333 ptas, o sea habré obtenido un excedente de 8.333 ptas. En realidad cada día se me han devengado el derecho a 8.333/30 = 278 ptas. Habré pues percibido el derecho a 278 ptas diarias, pero se me pagarán todas sólo al finalizar los 30 días. 
Claro que la Banca no paga un 10% en una C/C, eso sería un sueño celestial. Suelen pagarnos un 0.1%, 0.5% , un 1% o un 3%, llegando hasta un 7 y pico % si tienes saldos millonarios.
- Intereses por tramos: Diseñan 'artificios malévolos' como usar el interés simple por tramos, es decir que las primeras 100.000,- ptas nos dan sólo el 0.1%, las segundas 300.000,- el 0.3% y así sólo pagan algo más para saldos multimillonarios. 
En fin, lo importante es que comprendais que la Banca se inventa trucos constantemente para engañar y ocultar las cosas de forma que nos pague lo menos posible por su pasivo ajeno. 
Y si como en el caso Banesto se van a la quiebra por estafa interna de los directivos, se les saca de la quiebra y se cubre el problema a base de impuestos de todos, mientras que en otra empresa la quiebra significaría la ruina. 
Pero ahora vamos a ver la otra cara de la moneda (no hay que subestimar el 'lado oscuro de la fuerza', como decía Darth- Vader). Ese lado oscuro es cuando nosotros le debemos dinero al Banco. En ese caso nos aplican el interés compuesto, que es el fuerte, el hábil, el que nos estrangula por el cuello, el de la hipoteca a 25 años, el que te pisotea sin clemencia, el que se rie de su homónimo tonto, el interés simple.
El interés compuesto es el hermano listo y fuerte del interés simple. Es aquel en que cada día no debemos o ganamos lo mismo que el anterior, como pasa con el simple, sino MAS. 
Recomendamos ver la hoja con ejemplos numéricos que muestran la diferencia entre el interés simple y compuesto, tal como nos hizo ver hace ya 50 años el libro de Feder 'Manifiesto para el Quebrantamiento del interés del dinero'. 
Como mero ejemplo veamos la diferencia entre uno y otro para un préstamo de 1 millón en un plazo de varios años: 
Prestamo de 1 millón al 10%: 
Plazo Simple Compuesto
------ ------ ---------
1 año 1.100.000 1.100.000 Es lo mismo
4 años 1.400.000 1.464.000
10 años 2.000.000 2.593.743
25 años 3.500.000 10.834.705 Demoledor  
Nadie combate seriamente a la Banca. No tiene enemigos serios y competentes. En una portada del diario El Mundo se leía: 'El Dinero no entiende de Patrias'. Es un poder a nivel mundial. 
En el sistema financiero la competencia es fuerte pero superficial, su unidad como monopolio del dinero es total. Se pelean por obtener el dinero prestado nuestro, pero actuan como un bloque para mantener las leyes de Mercado y el poder del Dinero como un absoluto monopolio de poder.
Cuando un líder de la talla de A. Hitler les hizo frente, se interpone en su poder, se volcó todo su poder en que fuera barrido y aniquilado aunque costase una guerra. La Finanza es el poder total.
La indiscutibilidad de las leyes del Mercado (sus leyes) es intocable, es su fuente de vida y poder. El resto de discusiones de carácter social son pamplinas y no representan ninguna amenaza para ellos. Los partidos políticos, a parte de absolutamente hipócritas, corruptos y demagogos, sólo hablan dentro de la economía capitalista demoliberal. No son un poder, son gestores ,administradores delegados, al servicio del gran poder fáctico que es el dinero financiero.
La Banca no es sólo la Banca Comercial, que es la menos mala. Es usurera, mezquina pero menos dañina que la Banca Financiera, la que domina el mercado, la industria, la empresa y el Estado. Allí es donde la Banca domina con mano de hierro, montando el prostíbulo autónomo del Banco de España, y un Gobierno vendido a las miajas y dominado por las deudas que tiene. Gestiona los Fondos de todos y hace bailar a la Bolsa al son de su interés. Fomentan la Deuda Pública y nos arruinan con sus intereses. Dañan la economía real, la producción y el trabajo.
 No hemos de pensar que usura es simplemente cobrar un interés excesivo por un dinero prestado. Va mucho más lejos, es un sistema de esclavitud y dominio total mediante deudas impagables y la implantación de una mentalidad materialista e individualista. 
Por eso contra la Finanza lo primero es desterrar el espíritu hipócrita e individualista que el sistema ha impuesto en todos nosotros vía su dominio de la prensa y TV.
JDCP
No nos hemos de engañar, en el sistema capitalista desregularizado (el real) lo más importante y el mandamás es el dinero. Sencilla y simplemente el dinero. El dinero lo puede casi todo. Crea y destruye sin contemplaciones, y cuando se gestiona con libertad absoluta es el arma más demoledora que se pueda imaginar. Un sistema que no ponga trabas, barreras o restricciones al poder del dinero (en base a una ética y moral superior) puede llevarnos a 'bailar' a la tenebrosa música de los amos financieros y convertirlos en amos del mundo.
En la actualidad dinero es poder. Y con el poder podemos lograr obediencia y servitud. 
Hemos de entender, ante todo, que el dinero no es más que un artificio y concepto mental. En sí no vale nada. Cobra valor porque todos creemos en él.
En el mundo actual la ética y el verdadero sentido social (no el del PSOE, que es el dinero puro y duro, como el del PP y demás partidos de filibusteros demoliberales) están enfrentados cara a cara con el dinero. Este enfretamiento es ante todo evidente en el pésimo concepto que están inculcando del trabajo y al desmesurado ánimo de lucro que impera en toda la sociedad actual, así como a la deformación ética, cultural y educativa que sufrimos. Y el montaje democrático-liberal es una farsa cuya base es ser la fuente de vida del poder del dinero actual.
Es increible, con dinero somos felices y nos creemos reyes, hasta tenemos tendencias a ser unos déspotas. Mientras que sin dinero nos sentimos dóciles, siervos, desgraciados y desesperados. 
Para combatir la perversa influencia del dinero y la dinámica que éste imprime en la vida actual es fundamental comprender que la base es tener unas actitudes distintas en temas no sólo económicos: 
1- No creer en el dinero como solución de nuestra vida.
Lo más importante para anular el poder del mismo es un comportamiento personal distinto.
- No ser egocéntricos, o sea no creerse que sólo lo que nos beneficia o afecta es lo que importa en esta vida.
- Ser austeros y humildes, no sólo en lo económico sino en todos los aspectos de la vida.
- Eliminar la hipocresía, el 'que dirán', la competitividad entre vecinos y conocidos. 
- Dar prioridad a la formación continua, la ética y la cultura frente a otros valores.
- Tener una visión comunitaria, social, de la vida. Estar orgullosos de pertenecer a esa comunidad frente al individualismo. 
2- Apreciar y amar la Vida, como valor muy superior al 'tener'. El Ser frente al Poseer.
Tras entender esta base del problema, vamos a mostrar algunas de las artimañas que la Banca (La Finanza en general) emplea para que al final del ejercicio puedan reflejar su hipócrita sonrisa rebosante de felicidad por haber "ganado"... miles de millones, de forma segura y sin haber aportado nada a la sociedad.
Nosotros entendemos que hay que dar unos servicios financieros, pero no usurpar, practicar la usura y dañar la riqueza real. 
La Banca recoge el dinero de varias y diversas formas:
Una de ellas, de las muchas que hay, es mediante los ingresos (imposiciones) en las cuentas corrientes o de ahorro, u otros 'productos'. O sea cuando vamos con dinero para ingresar o nos llega una transferencia (con nuestra tan apreciada nómina por ejemplo). Para ello nos ofrece, explícitamente, 'algo'. Ese 'algo', tan fabuloso, son los intereses que nos dará por prestarle (dado que lo que estamos haciendo es prestárselo) el dinero que hemos obtenido por nuestro trabajo real. Aveces nos hacen ofertas como bicicletas, vajillas, hasta toallas.... y solemos picar creyendo que les han costado mucho más de lo que realmente han pagado por ello. Son meros anzuelos para que les prestemos el dinero.
Para ello abrimos una cuenta corriente (C/C), una mera 'caja' en donde entra y sale dinero (un canalizador). Para ello debemos firmar las hojas de un contrato, en letra muy pequeñita y prieta, que es bastante pesado de leer y mucho más de entender. Si preguntamos algo la respuesta suele dejarnos igual que antes de la pregunta. Así que acabamos firmando en la creencia de que no nos van a estafar. Pues de eso NADA de NADA. 
En las C/C la Banca, para limitar al máximo el coste de su pasivo ajeno (de todo el dinero que mueven y no es propiedad suya), o sea para frenar los intereses que deben pagarnos por el dinero que les hemos prestado, practica los siguientes mangoneos, respaldados por una legislación realmente impresentable, que parece hecha por los propios banqueros (por algo en el nuevo Código Penal han tenido la desfachatez de eliminar el delito de usura). 
- Comisiones por casi todo. De mantenimiento,
disponibilidad, apuntes, envios, etc...
- Franquicias, o sea pagar intereses sólo a partir de una determinada cantidad. Por ejemplo sólo pagan a partir de lo que exceda las 500.000 ptas, de forma que si tenemos 525.000,-ptas sólo nos pagan por 25.000,- ptas. Las otras 500.000,- no me van a reportarnos nada, es financiación gratuita para el Banco.
- Nos aplican el interés simple, el de operaciones hasta un año. Como bien dice la palabra es un interés simple, tonto, para los tontos (los que les prestamos el dinero). 
¿Qué es el interés simple?. Es aquel que día a día siempre se paga la misma cantidad por el dinero 'vivo' que hemos prestado.
Vamos a poner un ejemplo claro y fácil:
Si yo le presto al Banco Todoparami-Usura Asociados del Rey David S.A. un millón de pesetas a un mes (30 días) al 10% de interés simple, cuando acabe el mes me devolverán 1.008.333 ptas, o sea habré obtenido un excedente de 8.333 ptas. En realidad cada día se me han devengado el derecho a 8.333/30 = 278 ptas. Habré pues percibido el derecho a 278 ptas diarias, pero se me pagarán todas sólo al finalizar los 30 días. 
Claro que la Banca no paga un 10% en una C/C, eso sería un sueño celestial. Suelen pagarnos un 0.1%, 0.5% , un 1% o un 3%, llegando hasta un 7 y pico % si tienes saldos millonarios.
- Intereses por tramos: Diseñan 'artificios malévolos' como usar el interés simple por tramos, es decir que las primeras 100.000,- ptas nos dan sólo el 0.1%, las segundas 300.000,- el 0.3% y así sólo pagan algo más para saldos multimillonarios. 
En fin, lo importante es que comprendais que la Banca se inventa trucos constantemente para engañar y ocultar las cosas de forma que nos pague lo menos posible por su pasivo ajeno. 
Y si como en el caso Banesto se van a la quiebra por estafa interna de los directivos, se les saca de la quiebra y se cubre el problema a base de impuestos de todos, mientras que en otra empresa la quiebra significaría la ruina. 
Pero ahora vamos a ver la otra cara de la moneda (no hay que subestimar el 'lado oscuro de la fuerza', como decía Darth- Vader). Ese lado oscuro es cuando nosotros le debemos dinero al Banco. En ese caso nos aplican el interés compuesto, que es el fuerte, el hábil, el que nos estrangula por el cuello, el de la hipoteca a 25 años, el que te pisotea sin clemencia, el que se rie de su homónimo tonto, el interés simple.
El interés compuesto es el hermano listo y fuerte del interés simple. Es aquel en que cada día no debemos o ganamos lo mismo que el anterior, como pasa con el simple, sino MAS. 
Recomendamos ver la hoja con ejemplos numéricos que muestran la diferencia entre el interés simple y compuesto, tal como nos hizo ver hace ya 50 años el libro de Feder 'Manifiesto para el Quebrantamiento del interés del dinero'. 
Como mero ejemplo veamos la diferencia entre uno y otro para un préstamo de 1 millón en un plazo de varios años: 
Prestamo de 1 millón al 10%: 
Plazo Simple Compuesto
------ ------ ---------
1 año 1.100.000 1.100.000 Es lo mismo
4 años 1.400.000 1.464.000
10 años 2.000.000 2.593.743
25 años 3.500.000 10.834.705 Demoledor  
Nadie combate seriamente a la Banca. No tiene enemigos serios y competentes. En una portada del diario El Mundo se leía: 'El Dinero no entiende de Patrias'. Es un poder a nivel mundial. 
En el sistema financiero la competencia es fuerte pero superficial, su unidad como monopolio del dinero es total. Se pelean por obtener el dinero prestado nuestro, pero actuan como un bloque para mantener las leyes de Mercado y el poder del Dinero como un absoluto monopolio de poder.
Cuando un líder de la talla de A. Hitler les hizo frente, se interpone en su poder, se volcó todo su poder en que fuera barrido y aniquilado aunque costase una guerra. La Finanza es el poder total.
La indiscutibilidad de las leyes del Mercado (sus leyes) es intocable, es su fuente de vida y poder. El resto de discusiones de carácter social son pamplinas y no representan ninguna amenaza para ellos. Los partidos políticos, a parte de absolutamente hipócritas, corruptos y demagogos, sólo hablan dentro de la economía capitalista demoliberal. No son un poder, son gestores ,administradores delegados, al servicio del gran poder fáctico que es el dinero financiero.
La Banca no es sólo la Banca Comercial, que es la menos mala. Es usurera, mezquina pero menos dañina que la Banca Financiera, la que domina el mercado, la industria, la empresa y el Estado. Allí es donde la Banca domina con mano de hierro, montando el prostíbulo autónomo del Banco de España, y un Gobierno vendido a las miajas y dominado por las deudas que tiene. Gestiona los Fondos de todos y hace bailar a la Bolsa al son de su interés. Fomentan la Deuda Pública y nos arruinan con sus intereses. Dañan la economía real, la producción y el trabajo.
 No hemos de pensar que usura es simplemente cobrar un interés excesivo por un dinero prestado. Va mucho más lejos, es un sistema de esclavitud y dominio total mediante deudas impagables y la implantación de una mentalidad materialista e individualista. 
Por eso contra la Finanza lo primero es desterrar el espíritu hipócrita e individualista que el sistema ha impuesto en todos nosotros vía su dominio de la prensa y TV.
JDCP

Tags: capitalismo, banca, sionismo, usura, esclavitud

Publicado por cultural-thule @ 21:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios