Viernes, 07 de noviembre de 2008
Barak Hussein Obama: Un gran peligro para America y para el mundo Imprimir E-Mail
Los estadounidenses han tenido suficiente con George Bush. Las últimas encuestas de opinión muestran, un nivel de desaprobación de su mandado del 22%, probablemente el más bajo que cualquier otro presidente en la historia. En Europa, el Medio Oriente y el resto del mundo, George Bush es quizás el más odiado presidente en la historia de los Estados Unido.Como cualquier observador astuto sabe que, la política exterior americana está completamente en manos del control de extremistas judíos que han hecho de la diplomacia y la guerra simplemente una extensión de gran parte de los elementos radicales judíos en Israel y en todo el mundo. El más poderoso lobby en Washington, con mucho más peso que cualquier otro, es AIPAC, el American Israel Comité de Asuntos Públicos. Ayudado por sus enormes medios de comunicación y la influencia financiera, que han sido capaces de mantener esta política en el  Medio Oriente e incluso ser parte de  los objetivos mundiales de Israel.
 

Muchos estadounidenses son ahora plenamente conscientes de que la guerra de Irak fue completamente fabricada por Israel. Que vieron que  Irak era en el fondo el mayor enemigo de Israel. Eran capaces de transformar un Hussein aliado de América, suministrándole miles de millones de dólares en armas a ser después un enemigo. Los intereses de las empresas de América en Irak también fueron perjudicados por la política de Israel en EE.UU. Los medios de comunicación, incluso casualmente admitieron que los jefes orquestadores de la guerra fueron Richard Perle y Paul Wolfowitz. Mucho antes de la guerra, Perle y otros neoconservadores judíos escribieron un documento junto a Benjamin Netanyahu en el que el gobierno israelí propone la guerra contra Irak, Siria e Irán.

 Los desvergonzados  editores sionistas del NY Times y el Washington Post no nos dicen que necesitábamos  la guerra por interés de Israel; no, nos dijeron la gran mentira de que Saddam tenia las armas de destrucción en masiva y la forma en que podria ser un peligro para los Estados Unidos. En realidad, el verdadero peligro es el control de nuestra política por los Neocom que ha causado la muerte o la mutilación de decenas de miles de estadounidenses en Irak y Afganistán, y un coste final de billones de dólares con una  dura presión sobre el pueblo de los Estados Unidos. Se podría argumentar sin contradicción, que el apoyo a largo plazo de la supremacía del Estado judío de Israel ha sido el mayor factor en el aumento de terror en el último medio siglo.

  Todo el mundo ve a McCain como alguien que continuará con política  Neocon  judía, la de  George Bush. Sin embargo, los medios de comunicación han sabido retratar a Obama como una voz fresca, el candidato "anti-guerra" . Sin embargo, Obama ya ha dicho que va a evaluar su plan de retirada "en el momento", prometió un incremento masivo de las tropas en Afganistán, y ha amenazado a Irán con la aniquilación nuclear. ¿Se trata de verdad de un candidato "anti-guerra" ?

La santificación de Barack Obama como presidente ya está iniciada. La Revista Rolling Stone ha llegado afirmar “los cambios en America  han llegado como ‘the  better angels of our nature.”

De hecho, Obama representa las mismas políticas que las de  George Bush y John McCain. La única diferencia es que él es mucho más peligroso, porque América y el mundo son ya muy cuidadosos con Bush y McCain, Obama, sin embargo, pondrá una nueva cara, desde el principio en los propios Estados Unidos de América y en el mundo en una guerra económica, un Armageddon (La ultima batalla). No vemos a Obama  como un Neocon, pero se arrodillara ante la AIPAC al igual que Bush y McCain. La última vez que miré en la campaña, los informes de la comisión federal, encontramos que el mayor contribuyente de Obama fue banco criminal  Goldman Sachs de Wall Street.  Obama no es un agente de cambio, es una cara vieja, con un nuevo rostro

 Obama da a los neoconservadores que controlan la política, la política exterior y de los medios de comunicación de los EEUU, una nueva imagen y, como tal, lo hace mucho más peligroso para la paz, la libertad y la prosperidad del mundo que George Bush y el elegido sucesor, John McCain.

 Por David Duke


Tags: mundialismo, conspiraciones, plutocracia, usa

Publicado por cultural-thule @ 15:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios