Viernes, 19 de septiembre de 2008
LA RELIGIÓN DE LOS FUERTES


"Hénokia, Cité monstreuse des Mâles, Antre des Violents, Citadelle des Forts,
Qui ne connus jamais la peur ni le remords..."
Leconte de Lisle, Qaïn; Poèmes Barbares


Si tuviera que elegir un lema, sería este: “Puro, duro,
seguro”, —en otras palabras: inalterable. Este sería el ideal de los
fuertes, a quien nadie abate, nada corrompe, nada hace cambiar;
de los que se puede esperar la unión con lo eterno, porque su
vida es orden y fidelidad.
¡Oh, tú que exaltas la lucha sin fin, aunque sea sin
esperanza, únete a lo que es eterno! Lo único que existe es lo
eterno; lo demás no es más que sombra y humo. Ningún
individuo, hombre o bestia, ningún grupo de individuos, ningún
pueblo merece que te inquietes por él en sí; cada uno de ellos, por
el contrario, en tanto que reflejen lo eterno, merecen que te
consagres a ellos hasta el límite de tu capacidad. Todos los seres y
grupos naturales de seres reflejan lo eterno más o menos. Lo
reflejan en la medida que se aproximen, en todos los planos, al
arquetipo de su especie; en la medida en que lo representen de
una manera viva. Quienes no representan más que sí mismos,
aunque sean de los que hacen o deshacen la historia y cuyos
nombres relumbran a lo lejos, no son más que sombra y humo.




Texto completo en :

http://savitridevi.org/texts.html


Página de Savitri Devi :

http://savitridevi.org

Tags: Espíritus Libres

Publicado por cultural-thule @ 11:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios